Economía

Impuesto a la riqueza desincentiva la inversión y ahorros

El impuesto a la riqueza anunciado por el presidente electo Luis Arce Catacora, que alcanzará al 0,1 por ciento de la población, representa un desincentivo a la inversión privada y al ahorro en el sistema financiero, señalan analistas consultados por este medio.

El impuesto aún no está definido, pero —según Arce— no afectará a emprendedores ni comerciantes, sino a los millonarios que cuenten con un ingreso de 5 y 10 millones de dólares.

Sin embargo, el vicepresidente del Colegio de Economistas de Santa Cruz, Juan Pablo Suárez, considera que la medida desincentivará las inversiones, tal y como ocurrió en países como Alemania, Japón, Suecia y Noruega, donde fue aplicada y posteriormente retirada.

“Lo que hacía (el impuesto) era desincentivar la inversión privada; asusta a la gente, desincentiva el ahorro también en los bancos y, encima, no se recauda mucho”, dijo Suárez.

Agregó que, en el caso de Argentina, este impuesto recauda solamente el 0,3 por ciento de su PIB, un valor poco significativo en relación al daño económico que genera por el desincentivo a las inversiones.

Por su parte, el economista José Luis Evia indicó que Bolivia necesita inversión, sobre todo externa, para generar crecimiento, pero observó que el impuesto es un desincentivo a la inversión porque penaliza la posesión de activos.

“Pero, además, genera incertidumbre sobre el sistema impositivo boliviano. Seguramente los empresarios pensarán dos veces antes de reinvertir o generar nuevas inversiones. En algunos casos extremos, las inversiones y los inversionistas pueden migrar fuera del país”, advirtió.

Por otro lado, Evia dijo que el impuesto tiene varias dificultades, como la definición de los bienes que se contabilizarán para el cálculo del mismo. “¿Bienes inmuebles, propiedad agraria, terrenos, vehículos, depósitos en el sistema financiero, obras de arte, joyas, acciones, aportes a las AFP, concesiones, otros?”, cuestionó.

El especialista mencionó que otro problema es la evaluación de dichos bienes: si se hará en función a precios de la última transacción, precio catastral o precio presunto.

Impuesto temporal

Suárez indicó que Arce buscará la manera de aplicar el impuesto, por lo que sugirió, en primer lugar, que sea una medida temporal mientras se reactiva la economía, como ocurrió en algunos países. En segundo lugar, propuso que la recaudación no sea destinada al gasto corriente, es decir, al pago de sueldos y viáticos de los supernumerarios, sino que permita financiar obras de infraestructura que demanden fuentes de empleo y reactiven la economía.

Fuerte impacto en sector constructor

Según el economista José Luis Evia, el impuesto a la riqueza propuesto por el presidente electo Luis Arce Catacora puede tener un fuerte impacto en el sector de la construcción, uno de los que demandan mayor cantidad de mano de obra en el país, debido a que reducirá el interés de la población de invertir en viviendas para asegurar ahorros.

“Muchas personas invertían en bienes inmuebles con la esperanza de asegurar sus ahorros y generar una renta para cuando salgan del mercado de trabajo. Este impuesto reducirá el interés en la construcción de viviendas”, explicó Evia.  Fuente: LOS TIEMPOS

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba